Revista Drassana

El Museu Marítim de Barcelona publica desde el 1989 la revista Drassana, que es uno de sus principales medios de comunicación y difusión. Con una periodicidad anual, esta revista ha pasado por tres épocas distintas por lo que hace a su diseño y orientación. Desde el 2010 la revista Drassana es el principal medio de comunicación del Observatorio Permanente de Historia y Cultura Marítima del Mediterráneo, un instrumento de colaboración entre el Museu Marítim de Barcelona y la Universidad de Barcelona para el fomento de la investigación en el campo de la cultura marítima.

La revista Drassana tiene una periodicidad anual y admite para su publicación estudios sobre historia y cultura marítima. Dentro de la disciplina de la historia marítima, tiene un alcance internacional, aunque preferentemente mediterráneo, y focalizando en el campo de las Ciencias Sociales, con una mirada multidisciplinar. Cada número incluye, en sus páginas centrales, un dosier monográfico.

Revista Drassana: revista del Museu Marítim de Barcelona
Barcelona – Publicación anual – Tercera época

ISSN papel: 0214-2279
ISSN electrónico: 2385-3425

Consultar la revista (raco.cat)

Equipo editorial

Directora general en funcions del Museu Marítim de Barcelona
Roger Marcet Barbé

Editor
Enric Garcia Domingo

Consejo editorial
Xavier Gil Pujol (Universidad de Barcelona); Jordi Ibarz Gelabert (Universidad de Barcelona); Elvira Mata Enrich (Museu Marítim de Barcelona); Inma González Sánchez (Museu Marítim de Barcelona).

Comité científico internacional (International Editorial Advisory Board)
Michela D’Angelo (Università degli Studi di Messina); Elena Frangakis-Syrett (Queens College and the Graduate Center, CUNY); Marta García Garralón (Universidad Nacional de Educación a Distancia); Agustín Guimerà Ravina (Consejo Superior de Investigaciones Científicas); Isabel Lobato Franco (Universidad de Sevilla); Eloy Martín Corrales (Universidad Pompeu Fabra); Carlos Martínez Shaw (Universidad Nacional de Educación a Distancia); Patrice Poujade (Université de Perpignan); Martín Rodrigo Alharilla (Universidad Pompeu Fabra); Roser Salicrú i Lluch (Institución Milà i Fontanals. Consejo Superior de Investigaciones Científicas); Juan José Sánchez Baena (Cátedra de Historia Naval – Universidad de Murcia); Rafael Torres Sánchez (Universidad de Navarra); Jesus Maria Valdaliso Gago (Universidad del País Vasco); Carmel Vassallo (University of Malta).

Administración y suscripciones
Av. de les Drassanes, s/n 08001 Barcelona. Teléfono: 93 342 99 25
Correo: gonzalezsin@mmb.cat
La revista Drassana admite intercambios de publicaciones con publicaciones similares de carácter científico.

Código de buenas prácticas

El consejo de redacción de la Drassana, revista del Museu Marítim de Barcelona, adopta el siguiente código de buenas prácticas en lo relativo a los procedimientos de gestión y evaluación de todos los textos sometidos a su consideración para la publicación y en lo relativo a la sección de reseñas de libros.

Los principios por los que deberán regirse las decisiones del consejo de redacción serán los criterios profesionales de objetividad, beneficio para la institución, eficacia en el trabajo y cumplimiento estricto de los plazos acordados, así como la total confidencialidad y la máxima transparencia.

La independencia de criterio de los miembros del consejo de redacción no tiene por qué ser puesta en duda cuando medie conocimiento personal e incluso amistad con los autores de artículos. No obstante, para evitar conflictos a los miembros del consejo de redacción, estos se abstendrán de participar en la selección de los textos y en su evaluación cuando se trate de textos de familiares hasta el tercer grado, compañeros de departamento (profesores, becarios, doctorandos), estudiantes e investigadores cuyos trabajos dirijan o integrantes de proyectos y grupos de investigación en los que participe el miembro del consejo de redacción.

Las relaciones de amistad (y en su caso de enemistad) únicamente tendrán el mismo efecto cuando cada miembro del consejo así lo considere y declare en relación a sí mismo o cuando la dirección lo acuerde.

Los miembros del consejo de redacción harán lo que esté en su mano para que todos los artículos sean sometidos a una evaluación objetiva, informada, abierta, crítica y plural. Cualquier circunstancia que pueda impedir una evaluación con esos rasgos deberá ser puesta en conocimiento de la dirección de la revista y, si la persona que identifique el problema lo cree necesario, del consejo de redacción. Este, ante cualquier duda razonable de amistad o enemistad personal, de excesiva concentración de evaluaciones en pocos expertos, de incompetencia o insuficiencia de conocimientos o de uniformidad metodológica o teórica de los evaluadores escogidos, buscará otros o pedirá dictámenes adicionales.

Independientemente de lo anterior, se pedirá explícitamente a los evaluadores externos que manifiesten si existe algún motivo que les impide emitir dictamen con una mínima objetividad.