Rescatar es cosa de malos

    • +16 ANYS
    • 16.03.2020

    En el Mar de Alborán se hundió nuestra lancha. Allí entre las astillas y el olor a muerte me alzaron, encontré el calor humano y una manta que si bien estaba húmeda me aportó más fervor que mi propia ropa empapada. Había poco espacio, en medio de la barahúnda logré comprender algunas palabras que decía que me habían rescatado.

    Dudé por un instante si estaba soñando, la realidad era otra y me golpeaba contra aquellos que parecían migrantes. Sus caras expresaban cansancio de años buscando los confines de Europa. Sin embargo, a pesar de nuestras vilezas no habían dudado en rescatar a esta pobre marinera hundida en alta mar.

     

     

    Vanessa Martinez

ÚLTIMS RELATS / ÚLTIMOS RELATOS