MEDITERRÁNEO GÓTICO

    • +16 ANYS
    • 3.03.2020

    La carabela Nuestra Señora del Mar (alias Armas de Barcelona), había salido del puerto inglés de Liverpool en aquel año de gracia de 1467. Llevaba carga de paños de lana finos y quesos. No había tenido el menor contratiempo. El mar, pese a ser avanzada la temporada, estuvo en calma en todo el Golfo de Vizcaya. Y mira si ese es un mar fiero. Comparado con el nuestro, con el Mediterráneo. Pero no. Los contratiempos estaban esperando a la carabela a la entrada del puerto. Su dueño, el honorable pañero Juan Frit, lo vio todo desde la barra, con sus ricas ropas empapadas, chorreando desde su turbante de terciopelo rojo hasta sus finas calzas y botas de tafilete verde. La Nuestra Señora del Mar finalmente se salvó, gracias a un golpe del timón providencial. Juan Frit suspiró con alivio viendo alejarse su ruina con aquella racha de viento.

    Carles Ventimiglia

ÚLTIMS RELATS / ÚLTIMOS RELATOS