La cueva

    • +16 ANYS
    • 21.03.2019

    La vida de los navegantes es muy diferente a la vida de los mortales. Cada fin de semana salía a navegar y cada vez me sentía más animal marino con uso de razón, hasta que un día decidí empezar a vivir en el mar, en mi barco al lado de una pequeña cueva submarina donde cada noche con mi equipaje para bucear me metía dentro de la cueva con mis pequeños amigos langostinos. Era un momento glorioso donde encontraba mi paz interior. En esa cueva había un pequeño orificio por dónde entraba la luz y justo un día cuando yo estaba dentro, la luna se posó encima mío, el agua empezó a alborotarse y empezó a brillar como nunca y a mí me empezó a salir una larga cola escamada con un par de aletas a cada lado. A partir de ese momento cada vez que una gota de agua me tocaba, esa larga cola con sus dos aletas aparecía.

    Helen

ÚLTIMS RELATS / ÚLTIMOS RELATOS

mmb microrelats

El mar t’inspira?
Envian’s el teu relat!

PARTICIPA!

Col·laboren