INCREDULIDAD

    • +16 ANYS
    • 3.05.2019

    Pensó en pasarlas de los libros de leyendas a los de ciencia. El comandante Cousteau barruntaba que aquellas antiguas historias de calamares-cigalas gigantes no eran meras invenciones de viejos lobos de mar. Se suponía su hábitat en las áreas abisales de los océanos, y hacia la fosa de las Marianas puso rumbo su embarcación.

     

    Tras semanas de infructuosa búsqueda, con los víveres escaseando y a dieta de peces insípidos, en el enésimo descenso del batiscafo monoplaza, Cousteau se lo topó a 23.000 pies de profundidad. Su longitud sobrepasaba los siete metros. Cuando fue a filmarlo intervino Murphy. La cámara se obturó y no pudo grabar un solo fotograma. Sin imágenes, su descubrimiento sería el hazmerreir de la comunidad científica. Desde el Calypso, alguien sugirió cazarlo, fotografiarlo y darse un festín. El comandante habló con el cocinero. La falta de harina suficiente mantiene al Gran Calamar-Cigala en la leyenda.

     

    Bartleby

ÚLTIMS RELATS / ÚLTIMOS RELATOS

mmb microrelats

El mar t’inspira?
Envian’s el teu relat!

PARTICIPA!

Col·laboren