Del azul del cielo al negro de la nada

    • +16 ANYS
    • 28.05.2020

    Todo empieza flotando, estás solo, flotando.

    Contemplas la extensión ilimitada. El celeste firmamento de una bóveda que te resguarda por última vez.

    El agua te mece, balanceándote en el océano, distante, remoto.

    Lejos de aquellas orillas, que un día, creíste serían tuyas.

    Una tierra baldía por descubrir y volver, fructífera, a su lado.

    Una línea firme, convertida ahora en una arista alejada.

    Repentinamente, todas aquellas figuras que formaron parte de algo, hoy completan, difuminadas, el silencio salífero que hallas bajo las olas.

    Dejas escapar el aire, desalentado. Los instantes que aguardabas como rescate, hogaño apagados.

    ¿De qué tenía forma la redención? ¿Con quién querías guardar el tiempo?

    Ninguno te escucha o te oye. Nadie te lee.

    Todo acaba hundiéndose, estás solo, te hundes.

    Salvo por el recuerdo, el de sus ojos.

    Cierras los tuyos, encuentras sus bordes, atesoras la evocación.

    La oscuridad abisal te enclaustra, encerrado, arrinconado y sin perdón.

     

    Pablo Sogas

ÚLTIMS RELATS / ÚLTIMOS RELATOS