BERMEO. GALERNA DE 1912

    • +16 ANYS
    • 6.04.2022

    El viento arreció y los esfuerzos de todos los pescadores por mantenernos en pie fueron en balde. Llovía a mares. Lo mejor sería desmontar mástiles y meternos en bodega a capear el temporal. El nebuloso tono gris antracita que fundía cielo y mar se iluminaba con aquel obsceno aquelarre de truenos y olas, cabalgando unas sobre otras. Un par de barcos de vapor franceses se habían acercado para avisarnos de lo que ya era evidente, pero muchos barcos preferimos quedarnos en altamar y seguir pescando bonito unos días más.

    Un rayo cayó sobre uno de los mástiles iluminándolo todo de una intensísima luz blanca. Y allí estaban ellas. Las lamias. Era la primera vez que las veíamos. Agitando las manos unas y canturreando otras, parecían invitarnos a guarecernos de aquella infernal galerna bajo el mar.

    116 marineros de Bermeo saltamos hacia ellas y, engullidos por la mar, encontramos la paz.

     

    ITSUKI

ÚLTIMS RELATS / ÚLTIMOS RELATOS