Azul

    • +16 ANYS
    • 28.05.2020

    Te veo. Cada día. Desde mi ventana. Tu luz se refleja en mi piel blanca, herencia de ese norte que durante un tiempo adopté. Pienso en el dinero, en la seguridad, en todo este tiempo encerrada en una habitación sin nombre.

    Nada que ver con la vida. O al menos con el significado que me gustaría darle.

    Pero algunas mañanas mi piel amanece color canela. Como si durante la noche los paisajes que abrazas entre golfos y bahías se hubieran pegado a mi cuerpo. Tu azul intenso despierta mis ganas de nadar, de ver el horizonte al borde de tus acantilados, conocer tus pueblos, hablar con tu gente y dejarme acariciar por la luz de tus faros al anochecer. El vaiven de las olas me rescatan del letargo y la vida florece. De nuevo mi pelo envuelto en tu brisa. De nuevo en mi boca el sabor de tu sal.

     

    Celobert

ÚLTIMS RELATS / ÚLTIMOS RELATOS