• A
  •   
  • A




CALENDARIO
DE ACTIVIDADES

«   »
lun ma mi ju vi sab do
       
1
5
6
7
8
11
12
13
14
15
20
21
22
 
setiembre 2017



Estamos en   Inicio  >  Visita el MMB  >  las reales atarazanas  > Intervenciones arqueológicas

Intervenciones arqueológicas

La inclusión de las Atarazanas Reales de Barcelona en el Registro de Patrimonio Histórico, Artístico y Científico de la Generalitat de Catalunya en el año 1937 y su declaración como Monumento Histórico y artístico en el año 1976, hacen necesario cualquier actuación en el subsuelo del edificio. Las intervenciones arqueológicas que se han llevado a cabo en esta última fase de las obras de rehabilitación del edificio se han llevado a cabo en diversos puntos de las Grandes Naves. Los resultados de estas intervenciones han permitido reescribir la historia del edificio y de la ciudad de Barcelona.

Las excavaciones arqueológicas han sacado a la luz los restos de una necrópolis de los siglos I a VI; los cimientos de unos pilares del siglo XIII que pertenecen a un edificio de las atarazanas anterior al actual y un foso en el que se construían galeras entre los siglos XIV y XVII. La operación de rebajar el subsuelo y la investigación arqueológica se dividieron en dos fases, la primera dirigida por el arqueólogo Esteve Nadal sobre una superficie de 2.500 m² (agosto 2010-diciembre 2011) y la segunda dirigida por el arqueólogo Iñaki Moreno, sobre 3.500 m² (septiembre 2011-marzo 2012). Las intervenciones arqueólogicas se realizaron sobre una superficie total de 6000 m².

La necrópolis encontrada durante las excavaciones realizadas entre los siglos IdC y IdC, época romana. Se trata de la primera necrópolis de Barcelona con tanta diversidad de ritos funerarios. Incluye hasta 36 enterramientos (25 inhumaciones y 11 incineraciones), un mausoleo y urnas con cenizas, seis de ceràmica y cinco de cristal. Los últimos estudios del Servicio de Arqueología del Ayuntamiento de Barcelona han permitido saber que algunas de las piezas encontrada seran de marfil, hecho que indicaría que se trata de camas funerarias de lujo, muy poco comunes en la península. El mauseoleo se ha mantenido a la vista de los visitantes. De otro lado, la dimensión de la necrópolis y su ubicación también aportaron nuevos datos sobre una de las vías de salida de la urbe y la línea de la costa, dado que se extendía a los márgenes de uno de los caminos de acceso a la ciudad y cruza en diagonal las Grandes Naves.

Los restos de los pilares del siglo XIII encontrados durante las excavaciones evidenciaron que las atarazanas actuales no son las primeras que se levantaron en este emplazamiento. Las naves de las atarazanas medievales se acercaban más al mar y llegaban hasta la mitad del paseo Josep Carner. En el siglo XVI, por la necesidad de tener más espacio para la construcción naval y por desperfectos en la estructura del edificio, se procedió a su derrumbamiento casi en su totalidad, para construir un nuevo edificio, con las mismas características arquitectónicas, unos metros más adentro. El edificio actual se construyó a finales del siglo XVI, principios del XVII y conserva un muro del edificio original y una parte de la muralla medieval del siglo XIII.

Otro descubrimiento destacable para la historia del edificio fue encontrar un foso en el que se construían galeras entre los siglos XIV y XVII. Se trata de una parte rebajada en forma de escalón que correspondía a la estructura necesaria para construir este tipo de embarcaciones. La parte original rebajada era de unos 60 metros de largo y un ancho de 10 metros, siguiendo el contorno y las características de este tipo de naves. Los estudios apuntan a que dentro de esta parte rebajada había una estructura de madera sobre la cual de construía y se deslizaba una galera, para que pudiera salir al mar.

Estudios de investigación

Las obras de restauración del conjunto arquitectónico de las Atarazanas han supuesto una oportunidad única para profundizar en la investigación histórica del edificio. La confluencia de muchas disciplinas como la arquitectura, ingeniería, arqueología, la historiografía o la investigación han hecho necesarios nuevos datos. Por este motivo, en el marco del Programa de investigación de las Atarazanas Reales de Barcelona, se han llevado a cabo nuevos estudios.

El Programa de investigación de las Atarazanas Reales se definió como parte de la creación de una Oficina de Investigación en el año 2000 y más tarde, del Observatorio Permanente de Historia y Cultura Marítima del Mediterráneo, en el 2007. El programa quería agrupar todos los estudios realizados hasta el momento y dotarlos de más coherencia y cohesión. Sus objetivos pasan por el tratamiento integral del conjunto arquitectónico, que engloba su conservación y restauración, el estudio e interpretación, y finalmente la difusión y la comunicación.

Durante la última fase de las obras de restauración del edificio, paralelamente a los estudios tradicionales o vinculados a la arquitectura y arqueología, se han realizado propuestas relacionadas con la aplicación de nuevas tecnologías sobre el conjunto de las Atarazanas Reales.

El escáner lase terrestre (TLS)

El levantamiento con escáner láser terrestre es un método rápido, preciso y eficiente para recoger datos tridimensionales sobre los edificios. Ha permitido la generación de un modelo tridimensional de las Atarazanas Reales a partir del cual se pueden obtener planos exactos o modelos virtuales para aplicaciones de realidad aumentada.

La geoinformación: tecnologías de la información geográfica (TIG)

La implementación de las TIC ha permitido la creación de su sistema de referencia que facilita la localización, consulta y anàlisis de datos históricos sobre el espacio arquitectónico de las Atarazanas Reales. Sirve para la programación de intervenciones sobre el edificio, especialmente de trabajos arqueológicos, y para garantizar el acceso y la distribución geodatos en conexión con otros disponibles en la red.

Los estudios historicoarquitectónicos

Para conocer el motivo que ha llevado a diversos puntos de las Atarazanas Reales a tener el aspecto actual y cuáles son los materiales constructivos y los elementos arquitectónicos que lo han caracterizado a lo largo de su historia, han sido necesarios los estudios historicoarquitectónicos. Han permitido programar las intervenciones de restauración y facilitar las restituciones virtuales de las distintas formas que ha tenido el edificio a lo largo de su existencia. Estos se han realizado en la Casa del Gobernador, la Casa de Mantenimiento y el Portal de la Paz.

La investigación documental e iconográfica

La investigación y anàlisis de los documentos históricos y las representaciones gráficas de las Atarazanas Reales (planos, dibujos, grabados y fotografía) han aportado datos sobre la evolución de la construcción y el contexto histórico en el que se enmarca. Los resultados se suman a las demás datos aportados por las otras disciplinas con el objetivo de reconstruir la historia, contrastarla y completar los datos obtenidos en otras disciplinas.


VISITA EL MMB