• A
  •   
  • A




CALENDARIO
DE ACTIVIDADES

«   »
lun ma mi ju vi sab do
   
1
2
3
4
7
8
9
10
11
13
14
15
16
17
18
22
24
27
28
29
   
marzo 2017



Estamos en   Inicio  >  Visita el MMB  >  visita el entorno del mmb  > Extensión en el agua. La flota

Extensión en el agua. La flota.


La recuperación y la protección de las embarcaciones tradicionales e históricas es esencial dentro de las líneas de actuación del Museu Marítim de Barcelona.
 
Los barcos tradicionales son, sin duda, una fuente primaria de conocimiento, un testimonio vivo de la cultura y la historia marítima. Su conservación permite salvaguardar, por una parte, el patrimonio material, como puede ser el mismo barco y su equipamiento, y por la otra, el patrimonio inmaterial generado por la cultura del entorno del barco, como las técnicas de construcción, los oficios o la práctica de la navegación vinculada a la propia embarcación.

El Museo salvaguarda y mantiene en activo embarcaciones históricas, en el espacio que llama "La Extensión en el agua", con el fin de compartir con la sociedad todo el bagaje cultural que emana de las mismas embarcaciones. Y no sólo todo aquello que conjuntamente, la ciudadanía y el Museo no podamos aportar sobre el pasado de la vida del barco, sino también sobre su presente. En tanto que se está manteniendo un "organismo" vivo, al que se le van incorporando y adaptando nuevos elementos y nuevas técnicas y, con el que se está creando entre todos una nueva cultura de uso del barco.

El primer barco histórico que el Museo recuperó, restauró y retornó al agua fue el pailebote Santa Eulàlia. Ante la virtual desaparición de los grandes veleros que habían formado la flota catalana en el pasado, se valoró la posibilidad de recuperar un pailebote, un tipo de barco característico del Mediterráneo occidental, muy representativo de la navegación de cabotaje.

Actualmente, el Santa Eulàlia, 10 años después de su botadura, es conocido por la ciudadanía de Barcelona y muchos otros puertos, ya que ha navegado por las costas catalanas, por el resto de la Península Ibérica y el Mediterráneo.

La extensión en el agua ha crecido con el Pòl·lux, el Dragón y la Lola. Y en la atarazana del Museo se está restaurando la Patapum con el fin de devolverla al agua como las otras.




Pailebote Santa Eulàlia

El pailebote Santa Eulàlia, en finalizar su proceso de recuperación y restauración, fue renombrado con este nombre en honor a la co-patrona de la ciudad. Actualmente se encuentra amarrado en el Muelle de la Madera (Bosch i Alsina) del Port Vell de Barcelona y se puede visitar cada día excepto cuando está navegando haciendo de embajador del museo, de la ciudad y del país por todos los mares del mundo.

En enero de 1919 fue varado, en la playa de Torrevieja, un pailebote de tres palos bautizado con el nombre de Carmen Flores. Durante los casi 80 años que el barco estuvo en activo, fue transformado diversas veces y también cambió de nombre. Entre 1928 y 1975 fue un motovelero, con los nombres de Puerto de Palma y Cala San Vicenç. A partir de 1975, con el nombre de Sayremar Uno, fue un barco auxiliar para trabajos submarinos, actividad que realizaba cuando el año 1997 el Museu Marítim de Barcelona lo adquirió en subasta.

Con esta adquisición, el Museo se planteaba uno de los retos más importados y difíciles de su historia: la recuperación y restauración de un gran velero histórico. Esta operación, pionera en España, pretendía, además, ser un primer paso en la recuperación de nuestro valioso patrimonio flotante.

Después de recoger la información histórica y técnica que permitió conocer, con bastante exactitud como era el barco en su aspecto original, el año 1998 se iniciaron los trabajos de restauración y reconstrucción, conservando todo aquello que era posible. Algunas partes tuvieron que hacerse de nuevo, como la arboladura y la jarcia. Paralelamente, se planificaba su habilitación como barco operativo, con el fin de que el pailebote, una vez restaurado, se pudiera visitar en el puerto y también pudiera navegar.

El Santa Eulàlia se ha convertido en el barco insignia del Museo y es una pieza fundamental en todo tipo de programas educativos y actividades pedagógicas y ciudadanas relacionadas con nuestro mar. El 28 de junio de 2011 fue declarado por el Gobierno de la Generalitat, Bien Cultural de Interés Nacional.

Imprimir


Pòl·lux

Bote de prácticos construido el año 1985, que operaba en el interior del Puerto de Barcelona. Aunque se trata de un bote de construcción reciente, tanto por las formas como por los materiales y las técnicas de construcción, representa el tipo de embarcación propia de los prácticos de Barcelona casi desde la incorporación del motor en sus barcas. El año 2001 la Corporación de Prácticos del Puerto de Barcelona lo dio al Museu Marítim de Barcelona. El Museo lo ha mantenido en activo, de manera que el Pòl·lux no ha dejado nunca navegar. Hace navegación periódica semanal por todo el ámbito del Puerto y actúa como odre de apoyo y acompañamiento del pailebote Santa Eulàlia en entradas y salidas de puerto y actividades diversas que se desarrollan dentro de las aguas portuarias. Así, desde un punto de vista más bien romántico, el bote de prácticos sigue haciendo una de las tareas de su vida profesional anterior.

Imprimir


Drac

Velero de regatas de la clase Dragon, construido en los astilleros Borresen de Dinamarca el año 1966. La clase Dragon, que fue olímpica de 1948 a 1972, presenta unas características específicas de construcción con respecto a otros veleros y ha estado en peligro de desaparición. El año 2003, sus antiguos propietarios, señores Josep Maria y Enric Montal Costa, lo dieron en el Museo. Fue restaurado en el astillero del Museo y en abril de 2008 fue avarado en el Port Vell de Barcelona. Actualmente el Museu lo continúa manteniendo en activo. Se ha bautizado con el nombre de Drac y hace navegación de forma regular y participa en regatas de veleros clásicos.

Imprimir


Lola

Laúd de madera con aparato latino y remos construido en Roses el año 1906 por el carpintero de ribera Pere Guitart Pujol. Es el único ejemplar de barca auxiliar -o llaüt del foc- utilizada en la denominada pesca a l'encesa que se conserva en Cataluña. Preserva las formas, elementos, materiales y características propias de este tipo de embarcación de pesca tradicional catalana. A final del 2009 sus anteriores propietarios, Sr. Vicente García-Delgado Sancho, Sra. Dominique Duniau y Sra. Ana Ribosa Fornovi, la donaron al Museu Marítim de Barcelona. El Museo, como con las otras embarcaciones que tiene en el agua, se encargará de mantener la Lola en estado operativo, de continuar preservándola como bien del patrimonio marítimo flotante y de divulgar una parte de la cultura tradicional marinera de nuestras costas a través de ella. A partir del mes de enero de 2010, la Lola es un bien del Catàleg del Patrimoni Cultural Català.

Imprimir


Patapum

Barca de madera y a motor construida en Llançà el año 1931 por encargo de Lluís Cabré Ycart (agente de aduanas radicado desde los años 20 a Portbou), para utilizarla como barca de paseo y ocio durante el buen tiempo con la familia. Él mismo bautizó la barca con el nombre de Patapum, porque éste era el ruido que hacía el motor. La barca ha estado en manos de tres generaciones de la familia Cabré y ha estado en funcionamiento todos los veranos sin interrupciones hasta el 2007. El año 2008, su propietaria en aquel momento, Sra. Catalina Cabré Basco, la vendió al Museu Marítim. A finales del año 2012 se finalizó la restauración de la barca a cargo de los carpinteros de ribera del Museo.Si os interesa ver parte del proceso de restauración podéis verlo en este video.

Imprimir


Extensión en el agua


  • Pailebote Santa Eulàlia

  • Pòl·lux

  • Drac

  • Lola

  • Patapum




VISITA EL MMB