Modelos de barcos

El Museo dispone de una rica colección de modelos de barcos. Estos se pueden clasificar en diferentes grupos: modelos de astillero, de medio fuselaje, de escuelas de náutica, de exvotos, de compañías navieras de los siglos XIX y XX, o modelos construidos en el taller de modelismo del Museo.



Modelos de compañías navieras:

Realizados simultáneamente o con escasa posterioridad a la construcción del barco. La fidelidad de estas réplicas les confiere un gran valor técnico y documental. Tienen, sobre todo, el objetivo de dar a conocer los barcos de las compañías, y apoyan así sus estrategias publicitarias y promocionales.



Modelos de astillero:


Son prototipos realizados en las mismas instalaciones donde se construían los barcos. La precisión de su diseño y la cuidada ejecución les confieren un valor histórico y documental intrínseco. Cabe destacar en este grupo un modelo del siglo XVIII de un naviero de 80 cañones, que fue fabricado, probablemente en el arsenal de La Habana, hacia el 1740. Sirvió para la construcción, entre 1749 y 1798, de ocho navieros de 80 cañones de la Armada Real española.



Modelos de les escuelas de náutica:

Fueron utilizados para impartir lecciones sobre aspectos de la navegación, especialmente las maniobras. Tienen algunas características peculiares, como el hecho de que el fuselaje de algunos de estos modelos tenga un fondo plano y que presenten las maniobras del aparato por la parte exterior del barco. Los modelos de estas características que se encuentran en el Museo provienen de las escuelas de náutica fundadas en el siglo XVIII en la costa catalana y representan los veleros más característicos de los siglos XVIII y XIX.



Modelos de medio fuselaje:

Componen una de las colecciones más importantes de los fondos. Se trata de un tipo de modelo que representa la sección longitudinal del fuselaje del barco. Se realizan en los talleres donde se construye la embarcación y cumplen la misma finalidad de los modelos de astillero. La colección del Museo la componen, en su mayor parte, veleros construidos en los astilleros de la costa catalana en el siglo XIX.



Modelos del taller de modelismo del Museo:


Son el resultado de amplias investigaciones históricas realizadas por los equipos del Museo y presentan un rigor técnico que les confiere un valor muy destacado. Cabe nombrar el de la Galera Real de D. Juan de Austria, las réplicas de las tres naves de Colón o el modelo del barco mercante griego Kyrenia, una construcción llevada a cabo en colaboración con el Instituto de Arqueología Náutica de Texas. Algunos modelos son estudios de arqueología naval, como el de la nave catalana del s. XV realizado a partir del famoso modelo de la Coca de Mataró. Otros reproducen derelictos excavados en el Cap de Creus y en el Delta del Llobregat y hacen una reconstrucción hipotética de estos barcos.